| Trucos y Tips

La mitad de tu plato debería ser vegetales.

La otra mitad está dividida en dos porciones iguales. Una con una proteína liviana y la otra con granos integrales o algún vegetal almidonado.